Dicen nuestros lectores que estos son los tamales más ricos de la ciudad (y les creemos)

Hicimos esta lista con las 6 recomendaciones de los lugares para comprar tamales deliciosos, con la ayuda de nuestros lectores Local.

Hace unas semanas le preguntamos a nuestros lectores ¿cuáles son los mejores tamales de la ciudad? De todas las respuestas que recibimos, algunas son recomendaciones tan específicas que no fueron nada fáciles de encontrar. El tamal es de esas síntesis perfectas de la comida que es a un tiempo casera y de calle, así que muchos de los mejores tamales se comen en puestecitos que escapan a las redes de los geo localizadores satelitales.

Afortunadamente, pudimos dar con estos 6 lugares para comer tamales deliciosos, recomendación especial de nuestros lectores, que como la industria misma del tamal, están por toda la ciudad.

Tamales Doña Ale

Lunes a domingo de 6:30 a 12 hrs y 17:30 a 22 hrs. – WEB

Un puesto pequeño, pero constantemente lleno, de tamales caseros con los clásicos de siempre (oaxaqueños de mole, cochinita o verdolagas con puerco) y otros cuantos raros. Hay de dulce de zarzamora con philadelphia, de champiñones con queso y crema, y de barbacoa.

Tamales Flor de Lis

tamales

Lunes a sábado de 8 a 20 hrs. – WEB

Este imperio del tamal existe desde 1917 y comenzó en un modesto zaguán de Santa María la Ribera. Los siete hermanos Andrade Marroquín lo iniciaron con la receta de su mamá y en 1930 registraron oficialmente la marca. Tienen sucursales por toda la ciudad (Polanco, Letrán Valle, Satélite) y tamales desde mole rojo con pollo hasta chicharrón.

Los tamalitos de Balbuena

tamales

Lunes a domingo de 8 a 12 hrs. – WEB

Los tamalitos de Balbuena existen desde 1993 y s u especialidad son los tamales de temporada, como el de calabaza, el navideño (relleno de frutas deshidratadas) o el de romeritos. Tienen más de 50 opciones entre las cuales hay muchas sin carne y algunas dulces diferentes. Hay de acitrón, relleno de dulce cristalizado de biznaga o de gansito y Carlos V.

Tamalería Nativitas

tamales

Lunes a sábado de 8 a 11 hrs y 17 a 21 hrs. Domingo 8:30 a 11 hrs. – WEB

En esta tamalería en la Calzada de Tlalpan se forman largas filas de vecinos dispuestos a esperar un buen rato por un tamal, especialmente el Día de la Candelaria. Lo más especial de la tamalería Nativitas son sus sabores de tamales para foráneos y curiosos: hay tamal veracruzano, chiapaneco, sinaloense, y por supuesto, oaxaqueño. También está el de Chipilín, uno de los más pedidos.


<iframe src=”https://www.google.com/maps/embed?pb=!1m14!1m8!1m3!1d15056.842352688274!2d-99.1179302!3d19.3600322!3m2!1i1024!2i768!4f13.1!3m3!1m2!1s0x0%3A0x8d552c478bbb0a40!2sTamales+Do%C3%B1a+Ale!5e0!3m2!1ses!2smx!4v1548876434702″ width=”600″ height=”450″ frameborder=”0″ style=”border:0″ allowfullscreen></iframe>

Tamales Cintli

tamales

Lunes a domingo 7 a 21:30 hrs. – WEB

Estos tamales son muy conocidos en la Santa María la Ribera; hace una veintena de años que los preparan en el mismo sitio, sobre la calle de Sabino. Esa es la primera sucursal, y la más conocida, pero también tienen el la colonia Prohohar, la Guerrero, sobre Eje 1 y Mariano Escobedo. Tienen más de 20 opciones como el de chuleta con salsa de chile ancho o el chepil oaxaqueño con masa.

 

Casa Nela

Lunes a domingo 10 a 20 hrs.

Casa Nela es el restaurante auténticamente oaxaqueño que está justo arriba de la tienda Aquí es Oaxaca, vieja conocida del Centro Histórico, con productos que llegan desde Oaxaca casi diario. Casa Nela, al igual que la tienda y Oaxacaquí–restaurante en la Santa María– son el proyecto de dos oaxaqueños que llegaron a la Ciudad de México hace casi una decena de años. Aunque Casa Nela no es un restaurante dedicado a los tamales, sí merece mención especial su tamal de mole negro, auténticamente oaxaqueño.

Gracias por sus recomendaciones a Ramón Gallardo, Maridely Trejo, Roberto Castillo, Hugo Ramírez, Mylo Tirzo, Carolina Peralta y Diego Berruecos.

.

Más en Local:

Expendio de maíz (sin nombre): un espacio generoso y quizás el más rico hoy para desayunar