De las mejores noticias del año: Llega Shakespeare en el parque

Shakespeare en el parque es un espacio de teatro efímero y al aire libre, tal y como se hacía en la época isabelina cuando el público podía ver la puesta en escena de pie y gratis o, los que podían pagar, sentados en la parte superior.

A veces pasan cosas en esta ciudad que disipan todo lo que nos hace dudar de ella. Está, por ejemplo, el florecimiento del tehuizote en el Jardín Botánico de la UNAMla feria independiente de libros de artista en Monclova, y ahora llega Shakespeare en el parque a la explanada de Museo Tamayo.

Quien haya escuchado hablar de Shakespeare in the Park, que se lleva a cabo cada año desde hace 50 años en Central Park de Nueva York, sabrá emocionarse como es debido. Los mejores actores y directores estadounidenses siempre han hecho fila tanto para participar como para presenciar las puestas en escena, y el público hace fila por más de 24 horas para agarrar lugar en alguna de ellas, que son de acceso libre pero muy cotizadas. Lo que ocurrirá en el Tamayo es una adaptación del proyecto de Nueva York y para ello construirán una estructura de más de 20 metros de diámetro, diseñada por el arquitecto Adrian Martinez Frausto, que nos recuerda al Globe Theatre de Londres, donde se representaban las obras del dramaturgo inglés en el periodo Isabelino.

Este espacio está pensado para acercar a la gente a un teatro al aire libre, tal y como se hacía en el siglo XVI y XVII, cuando el público podía ver la puesta en escena de pie y gratis o, los que podían pagar, sentados en la parte superior.

Durante tres meses, estas reinterpretaciones de las obras más famosas de Shakespeare se presentarán en Shakespeare en el parque:

1 Romeo y Julieta de bolsillo, dirigida por Alonso Íñiguez

2 Mendoza, una versión mexicana de Machbeth del director Juan Carrillo

3 Qué con Quique Quinto, que dirige Andrés Carreño

4 La sombra del bardo, que pone en escena a cuatro personajes secundarios de las obras bajo la dirección de Eduardo Castañeda

5 Macbeth, una adaptación que dirige Mauricio García Lozano

6 Yo tenía un Ricardo hasta que un Ricardo lo mató, una analogía de México pasada por la obra Ricardo III que dirige Fausto Ramirez

7 Algo de un tal Shakespeare, improvisaciones sobre la literatura de William Shakespeare que creó y dirige Adrián Vázquez

8 Los minutos de mí mismo, una convocatoria pública para presentar improvisación escénica, prácticas coreográficas, monólogos, experimentación con textos, vociferaciones y sonidos.

9 Fónico: Sombras errantes, un proyecto audiovisual de improvisación libre y cine expandido.

Los boletos irán de gratis a $750 pesos. Puedes consultar las fechas y los horarios aquí.