Mucha muchacha: celebramos 15 proyectos excepcionales

En Local aprovechamos el cauce para revisitar proyectos que hemos publicado, y nos dimos cuenta que el presente sí es femenino si de proyectos frescos y bien hechos se trata. Estos 15 nos parecen excepcionales.

El día de la mujer dice muchas cosas del estado del mundo. Dice que aún no estamos allí. Que no hemos llegado a una equidad cultural porque de lo contrario esta efeméride no existiría. Esperamos que algún día así sea (porque celebrar un género en sí mismo es a todas luces condescendiente). En Local aprovechamos el cauce para revisitar los proyectos que hemos publicado, y al hacerlo nos dimos cuenta que el presente sí es femenino si de proyectos frescos y bien hechos se trata. Celebramos estos 15 proyectos mexicanos de mujeres que hacen lo que les gusta y por lo tanto hacen que el mundo sea más fino. Cabe decir, sin embargo, que celebramos los proyectos en sí –porque nos parecen excepcionales– más allá de si fueron desarrollados por mujeres.

Compartimos también un playlist (al final de la nota) con canciones de artistas jóvenes de todo el mundo que están haciendo cosas increíbles en la industria musical, con una voz que es suya y que es fresca.

1. Caña Dulce y Caña Brava

muchachas

Caña Dulce y Caña Brava es un grupo capitalino de son jarocho, conformado por 4 talentosas y hermosas mujeres. Este género, tan arraigado a la tradición y en el que predominan los hombres, Caña Dulce y Caña Brava lo domina con especial encanto. En nuestro segundo #MiércolesdeLocal del año estuvieron en la terraza de nuestra casa representando el género.

Mira el video aquí.

.

2. Iglú: dos chicas que hacen hermosos videos, gifs y fotos

muchachas

Iglú es el dúo de dirección creativa compuesto por Daniela Anelisse y Magaly Ugarte, que sobre todo hace campañas con video y GIF. La estética de su trabajo está bien delineada: les gustan las plantas, los años 90, muy probablemente Wes Anderson, los aliens, los colores primarios, el color rosa y los globos.

Lee más aquí.

.

3. Marisol Mendoza y Ely Fanya, reinas del sonidero en México

muchacha

Marisol Mendoza viene de cuna sonidera (su padre y su hermano son Sonido Duende). Desde hace dos años se dedica a promover a sonideras. Una de ellas es Ely Fanya, de Azcapotzalco, “la sonidera metiche —dice ella— que trata que la gente se dé cuenta de que también hay mujeres detrás del micrófono y la ambientación, y que también sabemos de música”. Además de ser DJ para Sonido Divanny, de Ecatepec, tiene su propio proyecto sonidero. Es la reina de la rumba.

Lee más aquí.

.

4. Leslie García, la música de las bacterias

muchacha

Leslie desarrolla instrumentos y sintetizadores para “escuchar” la vibración de las bacterias, y luego la traduce en música. Es también cofundadora, junto con Paloma López, Thiago Hersan y Emmanuel Anguiano, del colectivo Interspecifics, que experimenta con la interacción de arte y ciencia.

Lee más aquí.

.

5. Bárbara Ruiz en la música electrónica

muchacha

La trayectoria de Bárbara Ruiz ha sido larga y variada, ha trabajado en bares haciendo bebidas, abierto restaurantes, y hasta capacitación de personal para plataformas petroleras. Sin embargo siempre estuve muy enamorada de la música y sus diferentes expresiones. Empezó con Ensamble y luego migró a otros proyectos; ha trabajado en NRMALBahidorá, etc y actualmente trabaja en MUTEK.

Lee más aquí.

.

6. Jessica Smurphy, Uppgrayed Smurphy

muchacha

La productora y DJ Jessica Smurphy, antes conocida como DJ Smurphy, cambió nuevamente el nombre de su identidad artística por Upgrayedd Smurphy. Ella es una creadora prolífica con una trayectoria tenaz. Siempre ha insistido en trabajar un paso a la izquierda de las corrientes populares, desde los días en que tocaba con Selma Oxxor en la banda tecno-punk Post Pastel o en el experimento acid house de SUPERMAD.

Lee más aquí.

.

7. Ana Montiel, toda una cámara de maravillas

muchacha

Más que una artista, diseñadora o lo que sea, Ana Montiel es una investigadora empírica. Pasa la vida haciéndose preguntas, indagando y acompañando esas ideas con acciones u obras que cumplen el rol de ser testigos de todo el proceso. A lo largo de los años su trabajo ha aparecido en medios como The New York Times o Architectural Digest, se ha expuesto en diferentes países y ha sido subastado Christie’s. Motivada por un viaje espontáneo, Ana Montiel decidió instalarse en México, donde actualmente vive en las montañas de Morelos.

Lee más aquí.

.

8. Ali Gua Gua: El baile como un arma de empoderamiento corporal

muchacha

También conocida en las tornamesas como DJ Ali Miss Guaguis y parte fundamental de la transgresora banda Ultrasónicas y líder de Los Kumbia Queers los intereses principales que le rodean según sus palabras son: “El anarquismo, el feminismo, el fútbol, la música y el arte, que para mí políticamente hablando son lo mismo. Hago fiestas al respecto porque creo en el baile como un arma de resistencia y de empoderamiento corporal. Y creo que ser mujer y hacer lo que te gusta es un acto, al menos en Latinoamérica, que sigue siendo transgresor.”

Lee más aquí.

.

9. Laureana Toledo y el punk

muchacha

“Por cómo está ahorita el mundo, creo que es un tiempo más de gritar que de susurrar. En ese sentido el punk es el lugar para mí” nos dijo Laureana Toledo, la artista visual nacida en el Istmo de Tehuantepec, en Oaxaca. La música ha figurado constantemente en su trabajo, el cual ha recorrido el mundo con mucho eco. En este diálogo nos explica algunas de sus obras, que van desde bandas de covers, cajas de memorabilia musical, periódicos, hasta un actual documental sobre el punk.

Lee más aquí.

10. Invocando espectros de antes; ella es Mercedes Nasta

muchacha

Con su música, la fantasmagórica Mercedes Nasta viaja en el tiempo y nos lleva de la mano con ella. Nos recuerda con las letras de sus canciones cosas que a veces dejamos de notar, como el volcán Paricutín (el más joven de mundo), la lluvia o simplemente el día. En Basalto, su último disco, una joya que nos dejó el año 2016, nos habla también del amor o del arquitecto Luis Barragán. Ella invoca espectros de antes y titula su disco en honor a los campos de lava del Pedregal.

Lee más aquí.

.

11. Euri Lorenzo y Arantxa Solis son FERVOR

muchacha

FERVOR es un taller dedicado a la producción de piezas en hoja de oro y otros metales, conformado en 2016 por Euri Lorenzo y Arantxa Solis. Hay algo en sus piezas,  sencillas y luminosas, que provocan un encantamiento muy especial en quien las mira y en cada uno de los espacios que adornan. La geometría de Fervor toca capas sutiles en la percepción.

Lee más aquí.

.

12. Mariana Vargas y su mini fábrica de hermosas y versátiles prendas

muchacha

Hace alrededor de tres años, Mariana Vargas decidió abrir un taller para orientar su carrera en artes hacia el diseño de moda. Se dio cuenta de que su interés principal estaba cómo la gente usa la ropa en un contexto cotidiano. Taller Vargas es una mini fábrica con sólo cuatro manos, las de Mariana y las de una patronista profesional. Las prendas tienen que ver (como todo en la vida) con el clima. O con la falta de clima, en el caso de la Ciudad de México, ya que no hay grandes cambios en las temporadas: sus prendas son prácticas y versátiles y pueden usarse todos los días del año.

Lee más aquí.

.

13. Marisol Centeno de Bi Yuu, tapetes que portan historias

muchacha

Marisol es diseñadora textil y prefiere los relatos al ornamento. Ella y todos los que hacen posible Bi Yuu cuentan la historia de una realidad latente en México, la de la pluriculturalidad y la belleza. “La belleza”, señala Marisol, “es importante, pero cuando tiene una razón de ser, el resultado es más potente”. La razón de ser de estos objetos de diseño es precisamente la de narrar historias que contribuyan de alguna manera al mundo. Y la belleza queda clara en cada colección, que tiene su propio mito.

Lee más aquí.

.

14. Paula García y María Portilla, creadoras de Mi Valedor

muchacha

María Portilla conoció el modelo de street papers en Inglaterra y supo que habría que replicarlo en la Ciudad de México. Cuando volvió de su residencia en el extranjero, se juntó con Paula García y dos mujeres más que también se preocupaban por el movimiento social urbano. Convencidas de que un proyecto como estos era necesario en el paisaje de esta ciudad, comenzaron a trabajar para hacerlo posible. Para arrancar crearon una campaña en Kickstarter que tuvo excelente respuesta de la comunidad. Así nació Mi Valedor.

Lee más aquí.

.

15. Magdalena 3 vidas, rap de chicas, magia cristalina

muchacha

Priscila y Nicole son un combo ganador. Aunque tienen la energía de niñas de seis años, tal vez sea cierto lo que dicen: son almas viejas, porque antes de esta vida tuvieron ya tres anteriores: una de monja, otra de puta y, la tercera, de sirena. Nicole es MC y estudió cine y fotografía. Priscila es DJ, publicista y diseñadora gráfica. La suma de esos talentos es Magdalena 3 Vidas, una banda de rap de chicas para chicas

Lee más aquí.

.