Fotos cortesía del MUNAL

La perpetua contemplación de Otto Dix

El MUNAL presenta la exposición Violencia y pasión del pintor alemán Otto Dix, cuya obra realista se convirtió en un referente de su época.

Autor: Manolo Caso | Fecha 25 octubre, 2016

La exposición de Otto Dix Violencia y pasión inicia con una perspectiva sobre la identidad del artista mediante sus obras más tempranas: un tipo retador en perpetua contemplación de sí mismo y del mundo que lo rodea.

Su vida y obra se ven marcadas por las guerras, aunque su cosmovisión se mantiene uniformemente sombría durante el desarrollo cronológico de sus creaciones. Equipado con una increíble memoria visual y una filosofía nihilista, partió a las trincheras del frente Germano-Francés durante la Primera Guerra Mundial. Ahí asumió el rol de testigo de las aberraciones, brutalidades y la plaga de muerte durante la guerra, y durante este tiempo hizo múltiples grabados y dibujos de la cotidianidad en las trincheras. Podredumbre, muerte, muerte, muerte, muerte, muerte y más muerte. Dix habla con su pincel, pero si tuviera que ponerle palabras en la boca al juzgar su obra, diría a gritos: ¡NO HAY GLORIA EN LA GUERRA! ¡NO HAY GLORIA EN LA MUERTE!

En algunos grabados del tiempo de la Primera Guerra, se alcanza a contemplar una dualidad. En una obra se ve un sol pálido, obsoleto, casi como si no estuviera ahí a pesar de que ocupa la mitad del espacio en la imagen. Las penumbras se sobreponen a la luz. La dualidad de Dix no es un balance, simplemente es un elemento desesperanzado: una mera declaración de que la luz ha sido opacada por los actos del hombre.

Otto Dix

Durante el interbellum, Dix empieza a experimentar entre el cubismo, el futurismo y el dadaísmo sin dejar el realismo que definió sus primeras obras. Dix frecuenta burdeles, circos y todo tugurio repleto de anormales. Sus retratos siguen siendo contrastantes, ahora entre las clases sociales alemanas: los abusos y el exceso de la burguesía opuestos a la miseria de la mayoría. La gama de contrastes de Dix habla por sí sola, siempre recargándose a colores sombríos pero conservando un espectro de lucidez mínimo.

Otto Dix

Dix retrata prostitutas y fenómenos pero no busca una estética convencional en sus creaciones sino un fiel recuento de la realidad. Ama ilustrar la decadencia natural del ser humano prefiriendo retratar prostitutas viejas, experimentadas y haciendo énfasis en sus arrugas y todo rastro que deje el tiempo en el cuerpo humano. Tal como Charles Baudelaire, busca encontrar la estética del mal.

Hay muchas obsesiones en la obra de Dix: su mirada retadora en los autorretratos; las manos simulando a Cristo cubriendo sus llagas en la costilla; San Cristóbal y el niño Jesús; muerte, decadencia, guerra, paz. Todas son recurrentes durante todas sus etapas. Por esto durante el Tercer Reich, el partido Nacional Socialista determinó que la obra de Dix era arte grotesco y ordenó la quema de muchas de sus obras. Dix se resigna a las montañas de Baviera y se dedica a pintar “inofensivos paisajes” todos recargados de imágenes apocalípticas: bosques demacrados, tierras baldías, sangrientos atardeceres, etc. Encuentra una manera simbolista de seguir con su protesta, pasando desapercibido.

Otto Dix

Las pinturas de Dix encuentran cierta iluminación a partir del nacimiento de su hijo antes de la Segunda Guerra y a partir de ahí muestra una decadencia esperanzadora. La luz llega por fin a su paleta. No es hasta sus últimos años, después de las guerras, cuando encuentra la paz y la conciliación con la muerte y el mundo que lo rodea.

Otto Dix es un personaje multifacético, un gran guía a través de la situación histórica/social europea de la primera mitad del siglo XX. Su obra es única, conmovedora y fascinante. La exposición en el MUNAL es necesaria para cualquiera que tenga un mínimo de sensibilidad.

.

Cocteles para el invierno de Xaman, Limantour y Baltra en Antara

Xaman, Limantour y Baltra son, sin duda, tres de los mejores bares de la ciudad. Esta temporada van a estar en el Pop Up Bar de Antara Polanco.

Ben & Frank, la marca mexicana de lentes, abrió su tienda en la ciudad

Buena noticia: Ben & Frank abrió su primera tienda y recomendamos irla a visitar este Buen Fin.

Tequila 1800 presenta: Antes incómodo que aburrido, 4 galerías para pensar de lo que hablamos

Para cerrar el año con experiencias nutritivas, elegimos las galerías Patricia Conde, GAM, Enrique Guerrero y OMR, ahora verás por qué.

¿Cuánto cuesta vivir en la Narvarte?

Si la Roma y la Condesa son las colonias de la buena vida, la Narvarte es el territorio de lo normcore, donde lo cotidiano es virtud. Esto es aproximadamente lo que gastarías.

Nuestros 5 tapetes favoritos de Bi Yuu en su quinto aniversario

El colectivo de tapetes Bi Yuu llevan 5 años narrando historias a través de sus preciosas piezas, elegimos nuestras favoritas para celebrarlos.

Dónde enmarcar cuadros: 3 marquerías que recomendamos en la ciudad

Desde la marquería más accesible para salir de apuros hasta la más sofisticada de la Ciudad de México, te recomendamos las siguientes.

Agenda local – qué hacer del 13 al 19 de noviembre

La Agenda Local es un espacio en el que te recomendamos 11 peculiares cosas para hacer y ver esta semana en la Ciudad de México.

7 especies que viven y deslumbran en el generoso Pedregal de San Ángel

Tras la erupción del Xitle, el ecosistema del Pedregal cambió a lo que es hoy. Estas 7 especies son los vecinos ocultos del Pedregal.

Tizne Tacomotora, la bici-taquería de humo en la Del Valle

Recomendamos los tacos ahumados de Tizne Tacomotora: combinaciones insólitas y deliciosas (siempre ahumadas) en tortilla azul.

La ruta de los “cockteleitors” en Gallery Weekend

Los llamados “cockteleitors” son los caza-cocteles por excelencia que recorren inauguraciones en galerías para tomar alcohol gratis. Esta es la ruta que tomarían.

Close
Close

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Indica que es requerido