Perros Locales: Jocho, un salchicha que está por cumplir 11 años

Estos son algunos perros de la Ciudad de México, empezando por los que nos visitan mucho en la oficina: “perros locales”.

Queremos darle un espacio a los perros de la Ciudad de México, empezando por los que nos visitan mucho en la oficina: “perros locales”. Si tienes uno o te gustan, aquí puedes conocer a otros y seguir sus recomendaciones.

perroslocales

Raza, edad y colonia:

Un dachshund de pelo corto, cumple 11 años en noviembre y vive en la Cuauhtémoc.

Gusto culposo:

Le gusta comer popó.

Nunca…

Va a dejar un plato con comida.

Seña particular:

Su quemadita en la espalda, que se ha vuelto una cicatriz. La obtuvo porque se metió entre los pies de una persona que estaba cargando una olla de agua caliente, se tropezó y le cayó una gota. Se le cayó el pelo y aunque ha vuelto a crecer la mayoría, tiene una marquita.

¿Cómo llegó a su casa?

Mis amigas me lo regalaron por mi cumpleaños número 15. Una maestra de la secundaria había adoptado temporalmente a un perrito que estaba abandonado en una veterinaria, en una jaula demasiado chica para él y que se notaba que lo maltrataban. La maestra no lo pudo cuidar porque no pasaba suficiente tiempo en su casa y el perrito se portaba mal. Mis amigas le dijeron a la maestra que ellas le habían conseguido casa y un día me lo llevaron de sorpresa, con un moño rosa gigante. Cuando lo vi me emocioné muchísimo y lo fui a abrazar, pero él se asustó y se hizo pipí en mi amiga. Lo habían maltratado bastante: tenía toda piel de la espalda y la cola lastimada, y también costras en las orejas. Era miedosísimo: le daba miedo estar solo pero también la gente, entonces la pasaba muy mal siempre. Le costó adaptarse y se volvió muy protector y territorial, pero también un perrito muy feliz.

Habilidades:

Sabe abrir lo que sea con tal de encontrar comida, por ejemplo: basureros de tapa, de los que hay que pisar un pedal para abrirlos; mochilas de ziper, cajones, mover sillas para poder subirse a la mesa… todo sea por la comida.

Decadencias:

Ha sido un perro bastante enfermizo. Tiene epilepsia, no le descendió un testículo, y come por ansiedad.

Alguna historia en especial:

Jocho es uno de esos perros consentidos que van a la oficina con su humana. Una vez estaba ahí y llegó Andrés a trabajar a su lugar. Como era costumbre, dejó su mochila en el piso, junto a sus pies. De repente escuchamos un ruido muy extraño y nos asomamos: era Jocho, adentro de la mochila, sacando con perfecta maestría, la torta que Andrés había llevado para comer.

Veterinario:

Ha tenido muchos, pero actualmente tiene dos: Miriam, que hace acupuntura y radioterapia, para sus problemas de la espalda. Fue una bendición encontrarla porque la alternativa era una operación que probablemente acabara con la movilidad de las patas traseras. El otro es Lucio, que hace consultas a domicilio y Jocho lo ama porque le regala galletitas a montón. Es buenísimo y no cobra como si hubiera sido parido por dios.

Tienda favorita y por qué:

Animalia, porque ahí le compramos su comida y siempre sale con un premiecito.

*

Su humana principal es Sofía, pero también Car (la mamá de Sofía), Gerardo (papá), Mariana (hermana) y Gerardo (hermano). Además están sus primos Joda y Tao, una perra callejera grandota y otro salchicha pero chiquito y de pelo largo y negro.  

*Si quieres que tu perro salga en esta serie, mándanos un mail a local@travesiasmedia.com y te enviamos el cuestionario.

Más en local.mx

3 lugares para adoptar perros y gatos en la ciudad