Fotos: Local.mx

Nuestras historias favoritas del 2018: gastronomía, cultura, fauna local…

El 2018 termina y estas fueron nuestras historias favoritas del año: gastronomía, cultura, capital, compras, fauna local…

Autor: Redacción Local.mx | Fecha 31 diciembre, 2018

En Local.mx cumplimos dos años de contar las historias de esta ciudad; de ser locales recomendando locales, y cartógrafos de mapas estéticos y renovados. El 2018 termina y estas fueron nuestras historias favoritas del año. Hay restaurantes y pequeños puestos de calle; nuevos espacios culturales y algunos viejos conocidos para re descubrir. Manicomios, barrios chinos auténticos, mapas sonoros, parques, gorditas miniatura y masajistas invidentes.

Aquí está un pequeño intento de arrojar luz sobre las historias que nos sorprenden y nos importan. Es breve pero importante; pasó mucho éste año.  Y todo lo que falta.

Gastronomía

historias

Roma Bistrot: Roma Bistrot, del chef Joaquín Cardoso, abrió en la plaza Río de Janeiro con lo mejor de la esencia bistrot: cotidiano, sofisticado, informal y bueno.

Ostería 8:  Ensalada, pizza, pasta y vino en Osteria 8, un lugar discreto y sin más pretensiones que servir comida muy rica y vino bueno y sencillo.

Don Vergas – El lugar más sinaloense del mundo (fuera de Sinaloa) está en el Mercado de San Juan: allí sirven extraordinarios mariscos que llegan diariamente y muy frescos del mar de Cortés.

La Casa de los Lechoncitos al Horno – La Casa de los Lechoncitos al Horno, en la Narvarte, tiene la mejor versión del antojo de un taco perfecto: de lechón servido con chicharrones.

Jing Teng – El Jing Teng es buena comida a buen precio. Sin demasiado adorno, sin nada de pretensión. Puedes pedir dim sum y pato rostizado, tocino con miel o probar el pollo estilo cantonés, auténticamente chino.

Comida corrida de Archivo – Archivo Diseño y Arquitectura tiene un menú que cambia cada semana. A 110 pesos tiene arroz, ensaladas, chilaquiles o un buen ceviche peruano. Además  hay café de especialidad y coctéles con cold brew.

Wan Wan Sakaba – WANWAN Sakaba es un acogedor restaurante japonés (quizás el más rico de la ciudad) barato y delicioso que te hace imaginar que estás en Tokio. Perfecto para ir a cenar con amigos un día cualquiera.

Enomoto – En Enomoto Coffee, que por la noche es Tachinomi Desu, ofrecen café bien hecho, té verde y sandos: sandwiches deliciosos, perfectos.

Mazurka – El Mazurca no ha cambiado nada desde 1978, cuando abrió. Parece atrapado en un romanticismo polaco perfecto para conversar horas. Hay piano, vodka congelado, salchichas Kielbasa y otras delicias polacas.

Gorditas miniatura– En Miguel Ángel de Quevedo descubrimos unas gorditas miniatura especialmente buenas y baratas (8 pesos c/u). El puesto se llena pero vale la pena la espera.

Expendio de maíz (sin nombre) – Un expendio de maíz sin nombre acaba de abrir en la Roma y creemos que es proyecto más bonito de la ciudad. Allí uno desayuna comida de monte y experimentos generosos alrededor del maíz.

Media Tarde

historias

La Vienesa – En Avenida Revolución hay una auténtica pastelería austriaca. En La Vienesa tienen pasteles y tartas, y un muy especial pastel de manzana.

Café Pennsylvania – En la planta baja de un edificio de departamentos de mosaico veneciano está Café Pennsylvania: generoso, de vecinos; como estar en casa.

Raku–  Mauricio Zubirats trabajó como chef en varios lugares, entre ellos el Noma, antes de abrir Raku, que tiene quizás el mejor café de la Ciudad de México.

Gabi’s – En Gabi’s no hay Wi-Fi, no hay pago con tarjeta, no hay comensal al que le importe. Un lugar que huele permanentemente a café tostado, y que en la Juárez es toda una institución.

La especial de París – Dicen que el mejor helado de vainilla de la Ciudad de México se encuentra en esta heladería artesanal entre el Monumento a la Madre y el Monumento a la Revolución.

Praga 29 – Praga 29 es una cafetería en una hermosa casa art déco en la Juárez. Cada detalle es perfecto. El café es excelente y el lugar grande, tranquilo y especial.

Canastas de picnic para Chapultepec – Encontramos las mejores canastas de picnic: están a media cuadra del Bosque de Chapultepec y son buenas, bonitas y a buen precio. Además de personalizadas.

Cultura

historias

Ediciones Era – La Roma tiene una de las librerías más hermosas de la ciudad y pocos lo saben. Ediciones Era está allí, en Mérida 4, solo tienes que tocar el timbre.

La Oficina del Libro – Acaba de abrir esta librería-garage en la Condesa, donde están los libros más antiguos y especiales de la librera y editora Selva Hernández.

Under The Volcano – En el segundo piso de Celaya 25, en la Condesa, hay una pequeña librería que brilla a media luz. Está llena de libros usados en inglés.

USSR (un studio sobre Revolución) – Sobre Av. Revolución, en San Pedro de los Pinos, está U.S.S.R, un espacio donde hacen residencias artísticas, slams de poesía, talleres de bordado…

La Duplicadora – Entre todas las editoriales y colectivos que han emergido en los últimos años, La Duplicadora lo hace especialmente bien. Armados con dos máquinas de riso han lanzado a la fecha 22 libros con una calidad pasmosa.

Mártires de la Conquista – Existe un nuevo proyecto de arte público itinerante: Mártires de la Conquista. La primera ubicación es en una antigua imprenta en Tacubaya, y es fantástico.

Centro de Artes Vivas – Antes del Centro de Artes Vivas, los capitalinos no teníamos acceso a un inmenso jardín de pinos (como el de la Fonoteca, con la que comparte barda) y a estos espacios y galerías con potencial de alojar infinitas propuestas y actividades.

Museo de Geología – El Museo de Geología alberga todo tipo de fósiles en vitrinas profirianas, de cristal y madera: estalactitas, piedras preciosas, minerales, meteoritos, esqueletos de animales antiguos, grandiosos.

Fanzinoteca en el Museo del Chopo – Este espacio dentro del Chopo dedicado a los fanzines y autopublicaciones está abierto a todos. Su acervo lo armaron con las colecciones de los más aficionados a estas publicaciones.

Radio Nopal – Radio Nopal suena a música tropical, a noise, drone. Puedes encontrarte entrevistas con personajes de la escena musical o pláticas casuales entre amigos que te hacen pensar que estás espiando en la sala de una casa.

Museo de la Medicina – El Museo de la Medicina muestra los intentos de la medicina mexicana por elucidar los misterios del cuerpo. Y es un almanaque de rarezas alquímicas: se pueden ver desde instrumentos de hierro, éter etílico o figuras de cera del siglo XIX, hasta herbarios y embriones en formol.

_llorar  – _llorar abrió hace un año en un salón de baile barroco en la San Rafael. Este espacio recibe y colabora con propuestas frescas y otras sensibilidades.

El secreto mejor guardado del bosque de Chapultepec es una canción – Hoy en el Cárcamo de Dolores hay una canción infinita que nunca se repite: es una pieza sonora del genial Ariel Guzik, que convierte las nubes, el agua, el aire y el sol en música por medio de receptores y órganos de latón.

Fauna Local

historias

Cómo rescatar un tlacuache del bote de basura – Los botes de basura de la UNAM son trampas para tlacuaches. RETA tlacuache te dice qué puedes hacer para salvarlos (video, fotos y change.org).

Cacomixtle – Este mamífero de ojos saltones y cola de mapache es conocido por sus hábitos nocturnos. En el Pedregal viven –solitarios y silenciosos– algunos de estos parientes de los mapaches y los coatíes.

Perros Locales – Queremos darle un espacio a los perros de la Ciudad de México en nuestra sección “perros locales”: empezando por los que nos visitan más en la oficina, y los de nuestros lectores.

Capital

historias

El Pabellón Coreano – Este Pabellón es un pedazo del bosque de Chapultepec sólo para mayores de 60 años. Un rincón que invierte los papeles del saber occidental en donde, ser mayor es gozar de un privilegio y ser menor, toda una incomodidad.

Mapa sonoro – Este es un mapa sonoro donde puedes escuchar a qué suenan las distintas zonas de la ciudad desde sus sonidos más cotidianos, desde el archivo de la Fonoteca.

La Romita – La Romita está oculta entre callejones en medio de la colonia Roma. Su iglesia, plaza y vecindades se han conservado bien (pese a su geografía voraz).

El renovado jardín botánico de Chapultepec – El jardín botánico de Chapultepec ahora tiene un espacio para chapulines, un jardín de chiles, uno de orquídeas y otros ecosistemas que son un oasis.

Herbario de la UNAM – Hongos deshidratados y guardados en pequeñas cajas, líquenes y algas del mundo, flores acuáticas y hojas de agaves cuidadosamente dobladas. El Herbario de la UNAM es el santuario vegetal que cualquiera fascinado con las plantas debe conocer.

Parque Lira – En la calle homónima, Parque Lira está para visitarse un día cualquiera y perderse (poquito) entre plantas, juegos, skaters y gatos.

Torres de Mixcoac – Cuando el paisaje urbano es desolador pensar en las Torres de Mixcoac es un respiro de equilibrio, el de lo funcional y lo estético de esos edificios bicolores, con jardines impecables y esculturas. En el temblor del 85, dicen, “ni se les fue la luz”.

Las solitarias mesas de ajedrez de San Pedro de los Pinos – Quedan pocas mesas de ajedrez en los parques públicos de la ciudad. Y las que hay están solitas, a la intemperie, esperando.

El barrio chino que sí es de chinos – A diferencia del famoso chinatown del Centro Histórico, el barrio chino de la colonia Viaducto Piedad no es sólo una atracción turística; aquí sí viven cientos de inmigrantes chinos que trabajan diariamente en sus cafés, lavanderías y minisupers…

La historia del manicomio de La Castañeda – También conocido como El Palacio de la Locura, La casa de los locos o Locópolis, el manicomio La Castañeda fue un recinto del tamaño de una pequeña ciudad que albergó a todos los “locos” de la ciudad de México.

El “chavo”, el diablero más antiguo de la Merced – Los diableros evocan una figura prehispánica: el tameme. Ese cargador en la cultura azteca y sociedades de la época, un eslabón esencial en los mercados de la ciudad. Conoce la historia de “el chavo”, uno de los diableros más antiguos de la ciudad y un inventor excepcional.

La primera mini biblioteca gratuita en una calle de la ciudad – Hace apenas unos días, en la Santa María la Ribera, apareció la primera “Little Free Library” de México: una biblioteca diminuta para acercar la literatura a todos, indiscriminadamente.

Masajistas invidentes en el Centro Histórico – En el centro hay varios lugares donde masajistas invidentes ofrecen sus servicios. Puedes darte un masaje anti-estrés o tratarte una lesión muscular.

Qué es el “sapito” y por qué llegó a la ciudad – El 5 MeO-DMT, “la molécula del Todo”, está muy presente en la Ciudad de México y habrá un congreso al respecto. Esta es su historia y así es como funciona en el cerebro humano.

Esqueletos de la ciudad – GALERÍA – Esta galería es una revisión de edificios de la ciudad, como la Torre Latinoamericana, el Monumento a la Revolución o la torre de Rectoría en su época de construcción. En su época de esqueletos.

Carbonería La Única – En Iztapalapa está la carbonería La Única, una de las pocas sobrevivientes en la ciudad desde el gas reemplazó el fuego del carbón. La celebramos aquí.

Así son las noches de muertos en la Central de Abasto – La mejor época para visitar la sección de flores en la Central de Abasto es ahora y es en la madrugada. Así se ve (a oscuras, llena de flores y calabaza).

Así surgió Ciudad Neza – Desde su nacimiento y a lo largo de su evolución, Ciudad de Nezahualcóyotl ha logrado vencer todas las carencias y adversidades gracias a sus habitantes.

Compras

historias

Basurama – En esta entrega del arte del chachareo local, presentamos 12 prendas de segunda mano (de hombre y mujer) que encontramos en Basurama, el tianguis en Santa Martha que se pone los miércoles.

Taller Mono Rojo – Mono Rojo es un taller discreto en la Santa María. Está a cargo de dos artistas, un mexicano y un japonés (que hablan quedito y sirven té para recibirte).

El Semillero – El Semillero está en el Centro y vende semillas desde hace más de un siglo. Tienen opciones para un pequeño huerto o para hectáreas enteras de cultivo.

Hallazgos en el tianguis de La Nopalera – La Nopalera está en Tláhuac y alberga un tianguis enorme donde hay mercado de alimentos y mercado de pulgas; en éste último encontramos algunas joyas.

Campos de cempasúchil de la familia Telésforo – En San Gregorio, los Telésforo cosechan hectáreas de cempasúchil que venden en mercados y viveros. También puedes comprar allí mismo (más frescas y a $12).

La Piccolina – La Piccolina, en Condesa, es una tienda de Chipilo para llenarse de quesos deliciosos, artesanales, sin un solo conservador o colorante, al estilo italiano.

Oral Sublime – En Oral Sublime diseñan grillz, hacen extensiones de caninos, incrustan piedras preciosas o fabrican dientes permanentes en oro puro.

Ánfora – En la tienda de bodega de Ánfora uno encuentra hermosos vasos y platos de porcelana, jarras de cristal o cubiertos que van de los $5 a los $50 pesos.

Tabaco natural en el Mercado de Medellín – Local Verde 63 vende 4 marcas de tabaco mexicano sin químicos: tabaco rubio (tipo Virginia), oscuro y mezclas herbales especiales. Además aquí te compartimos una receta para armar tu propia mezcla.

Hallazgos en la Farmacia París – Hicimos una expedición a la Farmacia París, en donde encontramos productos heterogéneos, desde atomizadores con agua termales francesas hasta hermosos vasos de precipitado.

Filatelia Mussot – En la colonia Cuauhtémoc está la Filatelia Mussot, una alucinante tienda de timbres postales que recibe a los más exquisitos coleccionistas de México.

Cerámica Contreras – Los precios de las piezas van desde los $6 hasta $2000 pesos, pero más que un lugar barato, se trata de comercio justo que valora el trabajo artesanal.

Adopta una planta de invierno en el Jardín Botánico de la UNAM – Una lista de las especies de invierno que llegaron al Jardín Botánico de la UNAM. Son muchísimas mammillarias (uno de los géneros de Cactaceae más bonitos que hay).

Close
Close

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Indica que es requerido