Iglesia de la Santísima Trinidad

Lo que comenzó como una modesta capilla, ahora se erige imponente y resguarda una escultura de la Santísima Trinidad.

Autor: redacción | Fecha 11 julio, 2016

Iglesia de la Santísima Trinidad

Los desniveles de los corredores y banquetas que enfatizan la sublime personalidad de esta iglesia se deben a los hundimientos de un suelo que antes fue un lago. Durante todo el siglo XIX se hicieron reparaciones para evitar que se inundara; sin embargo, el templo llegó a hundirse casi tres metros, como lo mostraron las excavaciones realizadas en 1924 por el arquitecto Antonio G. Muñoz. Fue hacia la década de los ochenta del siglo XX cuando fue desenterrada y pudo apreciarse como actualmente la vemos.

Como varias de las parroquias seculares del Centro Histórico, la Santísima Trinidad se levantó sobre una modesta capilla. La cofradía de los sastres, en devoción a la Trinidad, la habían construido junto con un hospital para ancianos y hospedería que, en las primeras décadas del siglo XVI, cedió a unas monjas clarisas. Luego de varias negociaciones entre el Arzobispado, los trinitarios, las franciscanas y los cofrades de San Pedro, los sastres regresaron en 1667 a una iglesia que con el tiempo, la humedad y los temblores fue necesario reparar. De esa edificación de 1755, financiada y promovida por el gremio de los sastres, data la iglesia actual. Los follajes, frutos, flores, enredaderas, querubines, ángeles, conchas y demás ornatos revelan sus rasgos barrocos churriguerescos tanto en la portada principal —dedicada a la titular de la iglesia, la Santísima Trinidad—, como en la portada sur —que fue dedicada al patrón de la cofradía, el apóstol San Pedro.

La autoridad vaticana se deja ver en varios puntos. En la torre de chiluca y tezontle que remata en forma de tiara papal; en el medallón circular ubicado en el centro de la portada; en las diez esculturas de obispos, papas y presbíteros que cargan libros, los llamados “Doctores de la Iglesia” (intercaladas con los estípites); o en la cúpula, cubierta con azulejos, en la que la tiara pontificia alude a su mando, al lado de la cruz de Malta que simboliza a las trinitarias. En su interior, lamentablemente queda muy poco de lo original: el magnífico cancel de cedro de la entrada; la balaustrada del coro; la escultura de la Santísima Trinidad o las pinturas de Miguel Rudesindo, todos ellos dieciochescos. En el centro de la portada lateral se distingue al apóstol San Pablo, a su derecha San Juan Bautista y a su izquierda, probablemente, San Mateo. En el medallón circular a San Antonio Abad, máximo representante de las reglas monásticas y en el nicho de la fachada que da hacia la calle de Emiliano Zapata se ubica la representación de Corpus Christi, que era una de las mayores fiestas que celebraba la ciudad de México. La autoría de la iglesia no está clara: se cree, por el parecido de su portada a la del Sagrario Metropolitano, que fue obra del arquitecto Lorenzo Rodríguez, aunque igualmente se le ha atribuido al alarife mayor de la Nueva España, Ildefonso Iniesta Bejarano.

Información práctica

Horario: Diario de 7 a 19 horas
Zona 4: Loreto y sus alrededores
Dirección: Santísima 12, esquina con Emiliano Zapata, Centro

Local x tokyobike II: Narvarte y Del Valle

Local x tokyobike es una colección de paseos en bici por la ciudad para mostrarte lugares indispensables e inspirarte a que disfrutes el camino.

Euphoria de verano

Summer Came in a Dessert Spoon / cortesía de @champagne_ghost, Ana Blancq-Cazaux

¿Es este el animal más triste de la ciudad?

Rendimos un breve homenaje al pez azul de eje 5 Sur que es hasta ahora el juego infantil más triste y melancólico que hayamos encontrado en la ciudad.

Agenda local – qué hacer del 17 al 23 de julio

Te recomendamos las siguientes 7 cosas para hacer, comer y ver esta semana en la Ciudad de México.

Gastromotiva: un puente de cambio social por medio de la comida

Gastromotiva beca a 45 estudiantes de bajos recursos para aprender a cocinar y luego conectarlos con restaurantes alrededor de la ciudad.

Tres colonias buenas, bonitas y baratas para vivir en la Ciudad de México

Tres colonias con buena infraestructura en servicios públicos, están comunicadas, son hermosas y mucho más baratas que ñas obvias que están junto a ellas.

Unidad Independencia: ese conjunto con juegos de cemento que Kennedy visitó un día

El conjunto habitacional Independencia refleja la contribución de las artes plásticas al bienestar social del México del siglo pasado.

Árboles Locales: Liquidámbar, árbol del bálsamo

Árboles Locales es una sección dedicada a quienes llenan de oxígeno, color, aire fresco y alfombras nuestra ciudad. Hoy homenajeamos al árbol del bálsamo.

Locales 001 – Carlos “litos” Padilla, skater (VIDEO)

Para Locales 001 seguimos a Carlos “litos” Padilla, uno de los mejores skaters de México, por la colonia Tránsito en el Centro.

Taller de hidroponía con Siembra Merced: cultiva tu propia comida en agua

Este domingo 16 de julio en la azotea de ATEA Merced aprende cómo cultivar en tu casa de la manera más fácil y práctica. Todavía quedan algunos lugares.

Close
Close

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Indica que es requerido