Café Society: la sociedad de Woody “Claus” Allen

El director de cine llega cada año con una nueva película. En esta ocasión, Café Society, que se presenta en la Cineteca Nacional.

Autor: Sandrina Ortega | Fecha 2 diciembre, 2016

Como cada año un niño que se ha portado bien espera a Santa Claus, un cinéfilo espera la nueva película de Woody Allen. Y Allen, como Santa, bien te puede traer un trozo de carbón que el regalo que tanto deseabas. Una única diferencia: lo que traiga, no depende de ti sino del año que haya tenido el cineasta y con Café Society, parece que el director neoyorkino no ha tenido uno muy bueno.

Bobby (Jesse Eisenberg) aparece en la oficina de su tío Phil (Steve Carrell), un agente de actores de Hollywood en los años 30, para pedirle trabajo. Allí, conoce a Vonnie (Kirsten Stewart), de la que se enamora hasta que descubre que es la amante de su tío Phil. Desde ahí, la historia no cambia mucho, no da sobresaltos ni sorpresas y parte de la trama queda irresuelta. No hay final feliz.

Café society

Durante toda la película, ni Jesse Eisenberg ni Kirsten Stewart cambian la expresión del rostro, ni en los momentos más felices ni en los más tristes. Se mantiene en la historia una secuencia lineal de eventos que resulta en ocasiones adormecedora y que parece que ni los personajes le están prestando demasiada atención. La profundización y caracterización de los personajes deja a su vez mucho que desear. Atrás quedaron para Allen los personajes neuróticos y con verborrea intelectual, aunque con Bobby, genera otro intento más de representación de sí mismo. Esos personajes quedan a un lado: el comunista irreversible y con tremendos valores humanos es ahora el marido de la tía del protagonista, que aparece en contadas ocasiones.

Lo bueno es que todo está dirigido por una voz en off que a veces cambia el foco y se centra en las escenas divertidas del hermano de Bobby, personaje interpretado por aquel Hemingway de Midnight in Paris (Corey Stoll), que hace de gángster sin escrúpulos, o por el marco general del Hollywood de los 30, un regalo para los nostálgicos.

café society

Ese trío amoroso apático e increíble (resulta poco veraz la pareja formada por el tío, Steve Carrell, y Kirsten Stewart) es lo que presenta Allen ante Cannes y el público. Una historia que no demuestra ningún esfuerzo mental ni complejidad y a las cuales Woody sí nos tenía acostumbrados. Pero así como el que espera cada año la Navidad, esperamos la nueva película de Allen, la criticamos o la amamos, nos decepcionamos o nos alegramos. Es un ritual obligado aunque deseamos que el 2017 sea un año mucho mejor para el cineasta. Queremos nuestro regalo.

.

QUÉCafé Society – Woody AllenDÓNDECineteca Nacional
CUÁNDOHasta el 18 de diciembre de 2016

.

Twitter de la autora: @sandrineortega_

Vejez, divino tesoro

Dos ancianos son retratados en la película La Maldad bajo la mirada de su nieto, Joshua Gil, quien la estrenó en la Berlinale de 2015 y la cual, por fin, llega a México.

Museo del Juguete Antiguo: crónica de un viaje a la infancia

Todos hemos deseado regresar a ese tiempo en donde todo se reducía a jugar. Cuando la nostalgia de esos años se apodera de uno hay que pasear por el MUJAM.

Noche de black-roots en la ciudad con Numero Group

Rob Sevier, fundador de Numero Group, fundamental para la historia de la (buena) música y salvador del soul local, se presenta este sábado con un DJ set.

Estos son los nuevos emojis latinos

Platillos como un taco al pastor o expresiones como “gato encerrado” forman parte de la nueva colección de 267 “latino emojis”.

Catarsis colectiva para despedir de México a Otto Dix

El MUNAL organiza un micrófono abierto, una catarsis colectiva y un concierto de punk en su vestíbulo para despedir a este brutal artista alemán.

Fernando Ortega juega contigo en Nota Rosa

El artista presenta en el Museo Tamayo su exhibición Nota Rosa de tintes lúdicos.

Ya fue un año sin Bowie y el Museo de la Ciudad lo celebra

En cinco sesiones de fotos hechas por Brian Duffy, el Museo de la Ciudad muestra la evolución y los aportes estéticos del gran David Bowie.

Nunca una línea recta: la arquitectura de Javier Senosiain

El Museo Nacional de Arquitectura presenta una exhibición sobre Senosian, el rey de la arquitectura orgánica en México.

Músicos hablando de música: Richard Colburn

En la primera entrega de esta sección de músicos, Richard Colburn, baterista de Belle & Sebastian, enumera algunas canciones perfectas para la pista de baile.

El placer es mío (o cómo aniquilar una relación de amor)

Elisa Miller presenta El placer es mío en la Cineteca Nacional. Una historia lenta sobre la inminente ruina de una relación aparentemente idílica.

Close
Close

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Indica que es requerido